comprar seguidores facebook y twitter

Voy a hablar en torno a mi experiencia, he comprado seguidores tanto para un par de páginas de Facebook como para una cuenta de Twitter, todas ellas con una website por detrás y una temática muy específica.

Cuando vas a comprar “followers” o “me gustas” el vendedor no te dirá como obtiene esos seguidores, solo prometerá que son reales.

Pero eso no es del todo cierto. Si son pocos seguidores seguramente si sean reales, si es una cantidad muy grande habrá parte de seguidores falsos (bots), eso es así. No puedes pedirle al vendedor 50.000 seguidores y que te los consiga todos reales.

Pero volviendo a la pregunta clave: ¿Sirve comprar seguidores para una Fanpage o Twitter?. Depende.

Depende de para que quieras esos seguidores, me explico. Si tienes una tienda, marca algún tipo de web nueva con el objetivo de vender es útil tener X miles de seguidores al principio para dar sensación de fiabilidad, calidad y respaldar la marca en torno a unos seguidores “forzados”.

Si por contra quieres usar la página para algo concreto y quieres interacción, usabilidad, en resumen una FanPage o cuenta de twitter fiel y activa, no es la mejor opción.

¿De donde provienen los seguidores?

Mediante softwares automáticos, plugins y demás instalados en webs con muchas visitas, en la mayoría de casos no saben que te están siguiendo por lo que son seguidores “inútiles”.

Otros provienen de recomendaciones en cuentas grandes, los cuales si te siguen por voluntad propia.

Seguidores mediante compensaciones. Pueden recibir follows a sus páginas (intercambio recíproco) o incluso dinero. No están nada interesados y puede que al tiempo hagan unfollow.

¿Quién vende followers y me gustas?

Particulares. Los cuales lo venden mucho más barato que las empresas o webs dedicadas a ello. Pero en su mayoría son seguidores mucho menos fiables sacados de bots.

Empresas. Pueden venderte desde seguidores de habla concreta, regiones e incluso sectores. Su precio es mucho mayor.

Artículos relacionados

2 Comments

Deja un comentario